domingo, 22 de octubre de 2006

Va por tí , maestro.

Este Blog está dedicado a Juan Diego , sin duda el torero de Salamanca . Un torero de verdad , con pureza , con ese clasicismo castellano lleno de elegancia.Un torero que tendría que estar situado en lo más alto , contratado en todas las ferias y que por unas razones u otras no ha podido ser. Pero seguro que será.... Me gustaría transcribir una líneas del libro "La voz del toreo" escrito por Francois Zumbiehl y basado en charlas y entrevistas que mantuvo con maestros de ayer y de hoy. Estas palabras corresponden al capítulo dedicado a Roberto Domínguez :

"He tenido evoluciones evidentes en mi toreo. Soy muy partidario de conocer a un torero por una sola fotografía ; una fotografía dice mucho , del gesto , si la muleta está tersa o no... Pues hablando de mis fotografías , hay una evolución total. Empiezo a torear enseñado por un hombre eminentemente artista. Me enseña a sentir el toreo , pero no me enseña la técnica necesaria para soportar ese sentimiento. Entonces yo estoy perdido , y por lo tanto no conecto con el público. El peor momento de mi vida es cuando tomo la alternativa. Tengo un toreo de arte y de sentimiento , vengo a Bilbao a debutar con una corrida de Pablo Romero , voy a Pamplona, y no sale ese toro idóneo para mí. Me pierdo esperando a que salga el toro y de tanto esperar , cuando sale no se lo hago . No soy tan tonto como para pensar ahora que a mi no me salió ninguno . A lo mejor me salían en sitios en que no había repercusión. Y de tanto hastío que yo tenía , cuando salió no se lo hice, por falta de costumbre.Dejo el toreo , y luego vuelvo con las armas del entrenamiento , de creer en mí y de pensar que yo lo puedo hacer. Ya no me interesa saber qué toro voy a matar. Me he dado cuenta que no importa. Uno piensa que va a matar la de Atanasio o la de Sepúlveda en Madrid , y luego no mata los toros anunciados ; mata los sobreros , uno de Murteira y otro de Jaral de La Mira que no embisten y dan al traste con todos tus sueños de invierno y de verano. En vista de eso me propuse ir con lo que fuera. Puedo afirmar que me he enterado de qué toros iba a matar , en muchísimas corridas ,cuando estaba en la plaza. Ni escuchaba cuando me hablaban del sorteo. Todos es una tontería. La única verdad es cuando sale el toro. Como no sé qué toro va a salir , qué ideas va a tener y si me lo van a devolver , hay que esperar ese momento.Cuando ya creía en mí , me dí cuenta de que ya me había olvidado de esperar para torear bien. Toreaba bien cuando me dejaban y cuando no me dejaban imponía un intento de dominio que el público interpretaba bien. Ponía un acento personal a cualquier cosa...El sentimiento puede a la cabeza solamente cuando has dominado la situación . La palabra primera para el torero es dominio"

1 comentario:

José Antonio Gómez dijo...

Ójala que un torero tan grande como éste remonte y se coloque en el lugar donde se merece.