lunes, 5 de octubre de 2009

Una oreja en Medina de Pomar

A pesar de lo exiguo del trofeo , estuvo sensacional Juan Diego con los toros de Antonio Bañuelos. En una plaza excesivamente bulliciosa y en la que se atendía más a otras cosas que a lo que estaba pasando en el ruedo , Juan Diego dió una lección de temple y de toreo al natural con su primero.
El segundo toro era mucho más complicado . Se metió por dentro con peligro en un par de ocasiones , y tuvo Juan Diego que desplegar toda la técnica que atesora hasta conseguir ahormarle la embestida , hacerse con él, y firmar una faena realmente valiosa con muletazos de mucho mérito. Faena que apreciaron mucho más los profesionales y los más aficionados que el gran público, muy frío en general en toda la corrida . El fallo a espadas le privó de los trofeos. A pesar de ello , los que estuvimos en la plaza , disfrutamos mucho con él.
Sólo esperamos tener la oportunidad de verle muchas más tardes y seguir disfrutando de un toreo , de muchos quilates , que merece tener su espacio , un espacio de calidad que pedimos a gritos los que todavía queremos disfrutar de esta fiesta. Y no dudo de que lo tendrá. Una vez abrió la Puerta Grande de Madrid y esa misma Puerta le está esperando con impaciencia. Alguien habrá que le dé la llave. Él se encargará de girarla.
Sánchez Vara cortó 4 orejas e Iván Fandiño , gran tarde la del torero de Orduña , 4 orejas y un rabo , que ,curiosamente, no paseó en su segundo toro.

4 comentarios:

Ricardo Milla dijo...

Lo he agregado a mi lista de blogs.

Saludos,
Ricardo.

http://cultura-hispanica.blogspot.com/

Juan Carlos G. dijo...

Gracias Ricardo , haré lo mismo con el tuyo.
Un saludo.

Ricardo Milla dijo...

Estimado Juan Carlos:

Gracias por la respuesta y por el gesto de hacer lo mismo tú.

Saludos,
Ricardo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.